De compras

Creo que una de las sorpresas que más me llevé regresé a México después de mi primer viaje a Alemania fue que los precios de la comida y ropa son casi equivalentes. Obviamente hay productos que para nada son regionales (aguacate, limón, jalapeño) y que si los encuentras por algún lado seguramente tendrás que pagar un ojo de la cara, pero de ahí en fuera es una excelente opción comprar y cocinar en lugar de ir a restaurantes.

Afortunadamente no batallé en acostumbrarme a la comida alemana. No soy fan, pero no es mala. La dieta de un alemán consiste principalmente en productos de puerco, queso y pan. Es muy difícil encontrar carne de res, eso sí.

Comprar comida

Hay varios aspectos que marcan diferencias entre hacer la despensa en México o acá. En primer lugar está el tamaño de los supermercados. Generalmente son tiendas pequeñas en donde encontrarás lo básico y muchas veces tendrás que ir a algún otro lugar a encontrar un ingrediente o producto que te faltó.

Por otra parte está también la frecuencia en la que los alemanes compran sus Lebensmittel. Estamos -o por lo menos yo- acostumbrados a ir una sola vez a la semana a hacer las compras, pero los alemanes lo hacen tres o cuatro veces por semana. Esto tiene de ventaja que no andas cargando con multitud de bolsas y que no se te echa a perder la comida tan fácilmente.

Súper para 3
Súper para 3

Es por eso que en las filas siempre verás a personas con cuatro o cinco productos en lugar de un carrito lleno. Siempre éramos los raros y hubo veces que nos preguntaron si teníamos una tienda o planeábamos revender la comida jaja.

Las principales tiendas de comida en Alemania (hay más, obviamente) son:

  • REWE: buenos precios, sobre todo si compras su marca propia (Ja!). Es muy fácil ir al súper e ir agarrando todo lo que necesites de marca Ja!. Así sabes que es el producto más barato que vas a encontrar. Por otra parte, aceptan tarjetas MasterCard y Visa, lo que es una ventaja enorme ya que los demás no. (Y tienen muy buen surtido de cerveza).
  • Kaufland: tiene precios más altos que los demás pero es la que mayor surtido tiene. Encuentras desde ropa hasta electrónicos, y claro: comida.
  • Netto, Aldi y Lidl: tres Discounters (como les dicen acá) que manejan precios muy accesibles. La única bronca es que son tiendas con poco surtido y muchas veces vas a batallar en hacer toda la despensa en un solo lugar. Manejan muy pocas marcas de los productos, incluyendo cerveza.
  • Edeka: el súper para los ricos. No es taaaaaaaaaan caro, pero sí considerablemente más que un Discounter. En algunos lugares, como en Hamburg, manejan productos mexicanos, como enlatados y frijoles de La Costeña, salsas y chiles jalapeños.

Bebidas que recomiendo en lugar de refresco: Apfelschorle (jugo de manzana gasificado) y jugo multivitamínico (muy rico). Ah, y cerveza.

Regresando el Pfand
Ariel y Ricardo regresando 15€ de envases

En cuanto a la comida mexicana hay una multitud de tiendas en línea, esto en el caso de que no haya algun proveedor cerca de la ciudad en la que se vive. Recomendaría a HolaMéxico por el simple hecho de que las veces que pedí cumplieron en tiempos y en la mercancía.

Comprar ropa

El clima alemán también es muy diferente al de México. Por más que estemos acostumbrados a un invierno “frío”, éste no se compara para nada a estar a -15°C. Afortunadamente tanto los autobuses, como comercios y departamentos siempre están aclimatados para que no pegue tanto, pero eso no quita el aguantar los minutos que se hacen al caminar de un lado a otro.

Realmente no compré mucha ropa en Alemania más que algunas cosas de invierno que no traje de México: chaqueta, guantes y calcetas térmicas. Y una que otra cosita para suplir lo que se iba rompiendo (o suplir la ropa interior sucia que me daba flojera lavar).

Las dos tiendas en las que encontré casi todo fueron:

  • H&M: tienen de todo y a precios accesibles. La moda es buena y muy actual. Un poco hipster, eso sí. La clave aquí está en esperarse a las rebajas, que hacen una vez cada mes o dos meses (vale la pena suscribirse al newsletter para recibir notificación de fechas). Por ejemplo, me hacía falta una chaqueta y había visto una por varias semanas a 50€. Un día de diciembre, antes de que entrara el frío fuerte, la pusieron en rebaja y la conseguí por 20€.
  • Primark: seguramente escucharás de esta tienda cuando estés en Alemania. Desafortunadamente no hay muchas sucursales, pero vale la pena visitar una si estás de paso por una ciudad que cuente con ella. Es el lugar ideal para surtir cosas de invierno. Me habían advertido y no hice caso y al final terminé gastando 100€ en ropa. Lo bueno es que tiene precios muy baratos: jeans a menos de 20€, tenis a menos de 10€, hoodies a 10-20€. Lo único que no recomendaría son los tenis: te van a aguantar uno o dos meses antes de romperse por todos lados.

Otras cosas

  • Todo a 1€: fuera de comida, cosas para la casa y ropa, no recuerdo haber tenido la necesidad de buscar otras tiendas. En dado caso mencionaría las tiendas en donde venden todo a 1€ (se llaman diferente en cada lugar). Encuentras desde desarmadores, herramientas para la bici, platos, cubiertos, y todo lo que podrías llegar a necesitar para la casa. Recomiendo comprar todo ese tipo de cosas (sartenes, ollas, etcétera) ahí. No vale la pena gastar más.
  • IKEA: Útil para conseguir cestos para la ropa, pinboards, o incluso colchas y almohadas. En mi residencia en particular nos daban de inicio una almohada miniatura, y por 9,99€ conseguí una almohada gigante.

Para todo lo demás -estilo anuncio de MasterCard- está Amazon. Por ser estudiante te dan un año de cuenta Prime gratis y con ello tienes envíos de un día sin costo. Gran opción para conseguir cualquier cosa que no encuentres en las tiendas tradicionales. O para cuando da flojera buscar, también.

El shock no fue tan grande como lo esperaba. Claro que se extrañan las frituras, los dulces o los ingredientes mexicanos, pero eso es algo extra con lo que sabía que no contaría acá. Vale la pena darse una vuelta (aunque por el momento no necesites nada) por las tiendas para ir conociendo los productos que manejan. Yo me acostumbré a surtir en REWE, comprar las pizzas congeladas en Netto (las de REWE apestan) y las verduras especiales (tomatillo, cilantro) en un supermercado étnico. Así está la cosa :) .

 

Deja un comentario