Italia: las maravillas del Norte

MilanVisité el Norte de Italia del 4 al 12 de octubre de 2013

Después de nuestras aventuras por el Oktoberfest y de recorrer Alemania de Sur a Norte para poder llegar a nuestro vuelo, partimos con rumbo a Italia para pasear por las ciudades principales en el Norte:

Milán

La primera parada fue Milán, a donde llegamos ya entrada la noche al departamento de Joan, nuestro host. Milán, la capital de Lombardía, es una de las ciudades más importantes en Italia; tanto así que es considerada la capital del dinero y de la moda, y vaya que es cierto: a los italianos les encanta vestirse bien.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Milán, destruída por los bombardeos, inició una reconstrucción total, convirtiéndose en una ciudad cosmopolita. A diferencia de las otras ciudades italianas en donde la historia es el punto turístico más importante, Milán ofrece a los turistas su estilo de vida: centros comerciales, ópera, museos, vida nocturna, y fútbol.

De este último también terminamos con historias qué contar. Pareciera que la suerte estaba totalmente en nuestra contra. Originalmente nuestro plan era asistir al partido Inter vs Juventus. Casi un mes antes habíamos comprado nuestros boletos, y estábamos listos para conocer el San Siro. Nos levantamos temprano el domingo, desayunamos, y nos pusimos de acuerdo para llegar horas antes al estadio y poder tomarnos fotos. A la hora de consultar por internet la hora del juego, vimos que éste ya había sido jugado. Para muestra mala fortuna, el partido lo habían cambiado de fecha al día anterior, y ese día nos quedamos sin partido y sin ganas.

Fuera de nuestra regazón -por no usar otra expresión- Milán resulta una ciudad interesante. El Duomo di Milano, la catedral gótica más grande del mundo, es una obra de arte construída durante más de seiscientos años. Debo decir que para mi gusto, esta es la catedral más bonita que hasta la fecha he visto.

Venecia

Una maravilla de ciudad. Compuesta por más de 100 pequeñas islas conectadas por más de 400 puentes, Venecia es una ciudad llena de un encanto nostálgico y romántico. Es también una de las ciudades más caras de Europa y una de las más turísticas -y con qué razón-.

Venecia canales gondolasA Venecia tuvimos la fortuna de ir solamente por un día. Siguiendo con nuestra racha de mala suerte el boleto de tren lo compramos para el día incorrecto y terminamos yendo 1 en lugar de 2 días. (Des)afortunadamente 1 día fue suficiente, ya que tanto el alojamiento como la comida era sumamente cara.

La ciudad es un excelente lugar para pederse. De esas veces que te basta con caminar y caminar y caminar sin tener un lugar en específico al cuál llegar. Por otra parte, es un laberinto hecho y derecho. Nosotros, con mapa impreso y con Google Maps, nos perdimos una gran cantidad de veces.

Por votación decidimos no subirnos a las góndolas, el paseo más conocido del mundo. Al inicio sí era nuestro plan, pero después de caminar unas cuantas horas veíamos cómo el paseito era todo menos divertido: los canales están todo el tiempo saturado de “gondoleros”, van gritándose quién-sabe-qué majaderías entre ellos, tal y como los taxistas, lo que terminó por convencernos de ahorrarnos el gasto, que no hubiese sido barato.

Nuestro tour entonces se trató solamente de pasear y caminar, y para mí en lo personal eso fue suficiente para dejarme “ganchado” con el ambiente equilibrado de esta maravillosa ciudad. Ah, y no huele feo. Eso es un mito hecho y derecho.

Florencia

De Venecia nos dirijimos en tren a Florencia, en donde Karen nos daría asilo. En lo personal fue la peor parte del viaje, pero eso porque por odio del destino me enfermé y durante las dos noches que pasamos ahí el dolor de garganta me hizo estar un poco abrumado y harto.

Aun así, Florencia es un pueblito suuuuuumamente bonito. Bueno, no es un pueblito, pero tiene la pinta de serlo. Las calles parecen pinturas y los edificios obras de arte. Y con qué razón: Florencia fue la capital del Renacimiento gracias principalmente al apoyo de los Medici -si mi maestra de Historia del Arte leyese esto estaría orgullosa de mí-.

Florencia panorámicaLos puentes, la Galería Uffizi, el Palazzio Vecchio, la Basílica de Santa María del Fiore, el Duomo, el Ponte Vecchio; todo es increíble. Tiene esa pinta de un París de princpios del siglo XX, un verdadero viaje en el tiempo a donde fue un centro del arte y del desarrollo científico.

Pisa

Y Pisa. Qué puedo decir de Pisa. ¿Que llegamos ahí sólo porque nuestro vuelo salía de esta ciudad? ¿Que no hay nada que ver excepto la Torre de Pisa? ¿Que la Torre de Pisa no es tan impresionante?

La verdad es que entre el cansancio de más de una semana troteando por Italia ya estábamos cansados y el tener una ciudad que no representaba algo verdaderamente impactante nos hartó un poco.


Después de 8 días de viaje, partimos rumbo a Hamburg a conocer lo que sería nuestra ciudad por los próximos 5 meses y a intentar inscribir nuestras materias… pero eso ya es otra historia.

Deja un comentario