Un largo camino

Berliner Mauer

El año pasado, cuando estuve dos meses en Berlín, pasé las más de 10 horas de vuelo de regreso pensando en que faltaría mucho para volver a pisar tierras germánicas. Pasaría un año completo hasta que llegase el momento de aplicar al programa del DAAD, ese mismo intercambio del que me enteré en cuarto semestre de preparatoria y que sigue siendo mi objetivo principal en mi vida estudiantil.

Pensaba, también, que si todo salía bien pasarían otros 365 días antes de viajar a estudiar a Alemania. Increíble es pensar que hasta el día de hoy ha transcurrido ya la mitad del tiempo que en aquél entonces calculé. ¡Qué rápido!

¿Y saben qué? Estoy emocionado. Muy, muy emocionado. De hecho, creo que pocas veces en mi vida había estado tan ansioso por ver qué es lo que está por venir. Tanto así que decidí abrir este espacio para dejar por escrito todo lo que llegue a ocurrir en los siguientes meses: juntas, papelería, exámenes, entrevistas, decisiones, etcétera.

Si tú también deseas aplicar a este programa, te invito a visitar esta página de forma regular. Aquí estará toda la información que recabe en cuanto a universidades, costos, materias, etc. Hay demasiado qué hacer en estos meses (comenzando con la primer junta informativa, el día de mañana). Estoy seguro de que esto apenas comienza.

Deja un comentario