Hamburg: la perla alemana

Speicherstadt

Viví en Hamburg de Octubre de 2013 a Marzo de 2014.

Ay Hamburg, mi Hamburg. Qué pedazo de ciudad es, sin lugar a dudas. No solamente por los tipazos con los que me tocó compartir esta experiencia, sino también por lo que ofrece.

Hamburg ReeperbahnEl tamaño de la ciudad es justo como para llegar a donde quieras en 40 minutos. La fiesta, siempre cerca de la misma calle (Reeperbahn), de locura. La cultura por todos lados: Hamburg fue y es el centro por excelencia para la música. The Beatles iniciaron su carrera internacional en esta misma ciudad. Hay conciertos todos los días, ópera, obras de teatro, y mil y una cosas más para disfrutar.

Cuando quedé seleccionado para llegar aquí, no hubo una sola persona que no dijera algo sobre lo horrible que el clima nos iba a afectar: lloviendo todo el tiempo, nublado, frío. Pues llámenle suerte, coincidencia, o equivocados a ellos, pero de los 5 meses que viví aquí conté 3 días de lluvia y 2 nevadas ligeras. De ahí en fuera los demás fueron días con el sol lo suficientemente radiante como para disfrutar del aire libre, salir al lago, o aventarse una trotada sin terminar con bronceado de albañil.

Große Freiheit
Große Freiheit

Por otra parte Hamburg también está lleno de Erasmus, con todas las ventajas y desventajas que eso llega a tener. Por una parte, es difícil encontrar un grupo fuera de los Erasmus y te ves practicamente todo el tiempo hablando en inglés (no todos tienen el alemán como idioma) y por otra parte las fiestas de Erasmus siempre son una locura y descontrol.

Los mejores paisajes que he visto en Alemania han sido en esta ciudad-puerto. Estar en el Elba ya sea mientras amanece o mientras se pone el sol es un espectáculo de la naturaleza. Vaya que el puerto le da un toque especial a la ciudad: ese pincelazo romántico pero a la vez industrial. Una combinación excelente para quienes nos dejamos inundar por nuestro alrededor y nos gusta mezclarnos en él.

Culturalmente Hamburg tiene de todo: ópera, musicales (como el ultrafamosísimo Rey León, del cual estoy orgulloso de por fin saber de qué se trata esa historia… sólo me falta ver la película), festivales, deporte, shows en jardínes como lo es el Planten un Blomen, entre muchísimas cosas más.

Jamás voy a entender a las personas que prefirieron conocer ciudades como Köln, Stuttgart o Frankfurt y dejaron a Hamburg fuera de su lista. No saben de lo que se perdieron.

Deja un comentario